Entre los demonios y el hambre

PABLO TOSCO   |   NO FICCIÓN

Laraba está sentada en medio de su choza de paja y abraza el cuerpo frágil de Kubi. Kubi llora, afónico, entrecortado: agónico. Afuera, entre cientos de chozas, otros cientos de cuerpos arrastran los pies por el desierto; avanzan lento contra el viento que es harmatán, más que eso: es aire con arena y polvo que golpea. No es brisa ni acaricia los cuerpos, es viento que desgarra.

LEER MÁS

Entonces Haití

Haití ya era esta tierra arrasada, seca, semi-desértica; ya era el epicentro de la pobreza occidental; ya había fracasado en su intento por superar la ocupación norteamericana. Haití

Sonríen para la foto

«Sonríen para la foto. Viajaron cientos de kilómetros —atravesaron Argentina—, para llegar hasta la pequeña comunidad de la etnia Wichi, en el gran chaco formoseño

Huesos siempre habrá

Se huele el agobio en las gotas de sudor. Las fisonomías decaídas de todos los presentes transpiran desvelo e impotencia. ¿Cómo se encuentra muerto lo que se busca

Novedades en tu correo ¡Suscribite al boletín de Angular!