Tardanza de vida

Reportajes Tardanza de vida –Señor, disculpe, no podemos hacer nada por usted, –dijo la mujer y le devolvió, por debajo del cristal, el boleto de avión. La memoria de Armando Fuentes

Muñeca rota

Reportajes Muñeca rota «Todavía el corazón no le cuelga de un hilo, como cuelgan los frutos descompuestos o los retratos de pared mecidos por el viento. Todavía su corazón, hoy un

Tardanza de vida

–Señor, disculpe, no podemos hacer nada por usted –dijo la mujer y le devolvió, por debajo del cristal, el boleto de avión. La memoria de Armando Fuentes se extravía, o encalla, en el acto

La baja zona

Los habitantes de los apartamentos-sótanos en el Vedado, cerca de la línea del mar, son personas que quisieran irse a otro lado, pero con quien nadie estaría dispuesto a permutar. Los sótanos del Vedado

Muñeca rota

«Todavía el corazón no le cuelga de un hilo, como cuelgan los frutos descompuestos o los retratos de pared mecidos por el viento. Todavía su corazón, hoy un higo seco, bombea rozagante. Pero