La ciudad de los muertos

Llegar a Guayaquil a principios de abril era entrar en una película apocalíptica. Jamás presencié algo semejante: en el primer control policial —antes de ingresar a la ciudad— vimos los

Voluntarios que protegen

Las calles de una Catalunya silenciada por el miedo y los duelos amordazados, solo eran interrumpidas por sirenas de ambulancias, bomberos o la policía; pero desde el inicio de la crisis, los autos

Milagros de guardia

El 13 de marzo, Milagros terminó su guardia en la segunda planta del Hospital del Mar de Barcelona. Cruzó el pasillo de suelo granito rojo que termina con un cristal que trasluce el