Frío en soledad

Salimos de Esquel con el cielo cerrado, cinco grados bajo cero y tormentas amagando desde la madrugada. Las cumbres más altas están cubiertas de nieve. Sopla una gélida corriente blanca que nos entumece. Tomamos