marruecos

La esencialidad precarizada

Perdieron su morada. Tres incendios redujeron a cenizas los asentamientos donde sobrevivían. Las trabajadoras y trabajadores agrícolas migrantes en España viven peor que en los campos de refugiados más precarios. Texto y fotos: Pablo

El puerto de los perdidos

La temperatura desciende y los alcanza, los golpea; abajo —otra vez— Muhammad y Yousef vuelven a repartir, cómo cada noche, su precario y siempre exiguo legado entre los colegas de la escollera: un