«Herederas de las ruinas», en Navarra

«Herederas de las ruinas es un recorrido fotográfico y audiovisual a través de las historias de mujeres que luchan contra el horror de la guerra. Desplazamiento forzado, abusos, violaciones, perdida de familiares y vecinos, la destrucción de sus medios de vida, sus tierras y viviendas, algunos de los dramas que hacen frente estas mujeres que describen la tragedia pero no la explican completamente, por ello a las fotografías se suman tres testimonios en video en los que Muriel, Celine y Jean, ponen palabras al terror vivido y explican como su capacidad de resiliencia les permite día a día reconstruir sus vidas.»

Una muestra de Pablo Tosco

República Centroafricana lucha por salir del agujero negro y la penumbra en el que se ha visto sumido tras tres años de conflicto. Este país ha encadenado crisis sucesivas durante años que lo han dejado debilitado y con enormes necesidades humanitarias a las que hacer frente. El olvido internacional y mediático no ha hecho más que empeorar la situación.

La última crisis en 2013 sesgó la vida de más de 6.000 personas en dos años y provocó una grave crisis humanitaria de la que el país aún no se ha recuperado. La mitad de una población de casi 5 millones de habitantes se vio obligada a abandonar sus hogares. Muchos terminaron malviviendo en campos de desplazados esparcidos por todo el país. Otros cruzaron las fronteras y buscaron refugio en Camerún, Chad y la República Democrática del Congo. Durante el conflicto se produjeron ataques contra los civiles dentro y fuera de los campos de desplazados, incluyendo agresiones sexuales y otras formas de violación de los derechos humanos.

Las heridas siguen abiertas y han creado graves secuelas en la población. Tres años después, la mitad de la población aún depende de la ayuda humanitaria y sigue sin poder cubrir sus necesidades básicas de agua, saneamiento y comida. Cerca de 2 millones de personas no tienen suficiente para comer. A pesar de la calma relativa que trajeron las elecciones democráticas de febrero de 2016, la situación sigue siendo crítica. El pasado mes de octubre se produjeron violentos enfrentamientos en el centro y en el norte del país que dejaron de nuevo más población desplazada y en necesidad de ayuda.

Mujeres en el conflicto

En este contexto, Las mujeres son las principales víctimas de la tragedia humanitaria que qué sufre este país. Durante el conflicto perdieron a familiares, maridos, hijos, hijas, padres y madres y se vieron obligadas a quedarse a cargo del resto de la familia, muchas veces heridos o enfermos sin poder regresar a sus hogares.

Muchas de ellas fueron víctimas de abusos sexuales durante la crisis, cuando los grupos armados entraron en los barrios y quemaron y destruyeron todo lo que se les puso por delante. A mitad de 2016, Naciones Unidas había contabilizado más de 5.600 casos de agresiones sexuales y violaciones en el país. Pero el sufrimiento no acabó aquí. Siguieron expuestas a agresiones también en los campos de desplazados, dónde habían llegado buscado seguridad y refugio.

El acceso al agua y el saneamiento en los campos es una garantía para su seguridad: las mujeres y las niñas están expuestas a violaciones y agresiones cuando tienen que salir a buscar agua. Por eso, organizaciones como Oxfam, con el apoyo de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO), ponen en marcha proyectos para reducir la distancia que tienen que recorrer estas mujeres, como garantía para su seguridad.

¿Cuándo?

Visita guiada a la exposición: Martes 7 de mayo. 18hs.

Exposición: desde el 7 al 31 de mayo de 2019. De 10 a 14hs y de 17 a 21:00 hs.

Centro cultural de Fundación Caja Navarra: Avda. de Pío XII, 2 – 31008. Pamplona – Navarra

Pablo Tosco

Angular  |  Realizador multimedia

Foto-videoperiodista, comunicador social y máster en Documental Creativo. Desde 2004 documenta para Oxfam Intermón proyectos de cooperación, desarrollo y acción humanitaria en África, América Latina y Asia. Miembro fundador de Angular.

Saber más

Deje su comentario